Liderar con sostenibilidad

“En el planeta Tierra no hay pasajeros, somos todos tripulantes”.

“En el planeta Tierra no hay pasajeros, somos todos tripulantes”.

Hace unos días asistí al Seminario “El liderazgo del futuro” en ESADE Business School y allí tuve la oportunidad de conocer a Mercedes Gutiérrez, manager de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa de IKEA Ibérica S.A. (para España y Portugal), quien hizo una apasionada e interesante presentación y con quien compartimos charla posteriormente, café con leche mediante.

Que Ikea tenga una Gerente de “Sostenibilidad” ya no nos parece tan novedoso, si bien este puesto fue creado hace apenas 3 años, precisamente con la incorporación de Mercedes. Sostenibilidad es un concepto generalmente asociado al medioambiente, pero en realidad su significado actual es bastante más amplio: implica una visión integradora de todos los grupos de interés (stakeholders), remite a la perdurabilidad en el tiempo, a la equidad y al beneficio mutuo entre esos grupos: empresa -propietarios y empleados-, clientes, proveedores. Quizá el término más correcto fuera sustentable (de sostener), como mantienen algunos autores.

La sostenibilidad está aparentemente de moda y ello está induciendo a proclamar discursos del tipo ‘es el comienzo del fin del capitalismo’ tantas veces anunciado, cuando en realidad busca exactamente lo contrario: asegurar su permanencia en el tiempo. Como explicara rotundamente Mercedes: “..no se trata de filantropía. Es una oportunidad de negocio.” Más claro, imposible.

Tal como lo señaló en su presentación, la perspectiva es la de identificar los riesgos ambientales como oportunidades. A modo de ejemplo citó el algodón sostenible, un proyecto a medio y largo plazo (2015 – 2020) pero que ya está dando resultados. El algodón en su cultivo tradicional es uno de los más contaminantes ya que utiliza grandes cantidades de plaguicidas, entre el 20 y 25% del total del utilizado en la agricultura mundial. Ikea se ha involucrado activamente en la investigación y desarrollo de un algodón que requiera menores cantidades de plaguicidas lo cual ya se está consiguiendo, implicando menores costes de producción, mayor productividad, traslado hacia un menor precio y el consiguiente incremento de la demanda. Beneficios para todos.

Los 7 factores para liderar con sostenibilidad, según esta responsable de Ikea son:

i)        Es un enfoque integrado en todos los procesos. Desde la idea en la mesa del diseñador hasta el final de la vida del producto.

ii)       Forma parte de la cultura y los valores de la empresa.

iii)      Implica una mentalidad global: dentro y fuera de la empresa.

iv)      Es a largo plazo. Hay que pensar a largo plazo.

v)      Tiene que involucrar a todos los grupos de interés (clientes, proveedores, comunidad).

vi)       Exige innovación. No hay verdades establecidas.

vii)     Requiere optimismo y pasión. Que quede claro: pasión implica energía y negocio.

A mi modo de ver, la clave aquí radica en que el conocido concepto win-win se amplía hacia adelante y hacia atrás: en definitiva podríamos decir: win-win-win sintetizando en el tercer componente a la sociedad en su conjunto. Dicho de otra forma: gano yo, ganas  tú Y ganamos todos. No se trata de un cambio de sistema: se trata de un cambio de mentalidad, de enfoque.

Mi intención no es hacer aquí publicidad de Ikea, ellos tampoco la necesitan. Pero sí me ha parecido pertinente como ejemplo muy representativo de los elementos que están presentes en este nuevo paradigma que menciono en el ‘para qué’ de este blog: el de la visión holística e integradora, el de la colaboración, la innovación, el respeto, el compromiso y también por supuesto en el beneficio –mutuo-.

No nos llamemos a engaño: sin beneficio no hay oficio.

Hace unos días asistí al Seminario “El liderazgo del futuro” en ESADE Business School y allí tuve la oportunidad de conocer a Mercedes Gutiérrez, manager de Sostenibilidad y Responsabilidad Corporativa de IKEA Ibérica S.A. (para España y Portugal), quien hizo una apasionada e interesante presentación y con quien compartimos charla posteriormente, café con leche mediante.

Que Ikea tenga una Gerente de “Sostenibilidad” ya no nos parece tan novedoso, si bien este puesto fue creado hace apenas 3 años, precisamente con la incorporación de Mercedes. Sostenibilidad es un concepto generalmente asociado al medioambiente, pero en realidad su significado actual es bastante más amplio: implica una visión integradora de todos los grupos de interés (stakeholders), remite a la perdurabilidad en el tiempo, a la equidad y al beneficio mutuo entre esos grupos: empresa -propietarios y empleados-, clientes, proveedores. Quizá el término más correcto fuera sustentable (de sostener), como mantienen algunos autores.

La sostenibilidad está aparentemente de moda y ello está induciendo a proclamar discursos del tipo ‘es el comienzo del fin del capitalismo’ tantas veces anunciado, cuando en realidad busca exactamente lo contrario: asegurar su permanencia en el tiempo. Como explicara rotundamente Mercedes: “..no se trata de filantropía. Es una oportunidad de negocio.” Más claro, imposible.

Tal como lo señaló en su presentación, la perspectiva es la de identificar los riesgos ambientales como oportunidades. A modo de ejemplo citó el algodón sostenible, un proyecto a medio y largo plazo (2015 – 2020) pero que ya está dando resultados. El algodón en su cultivo tradicional es uno de los más contaminantes ya que utiliza grandes cantidades de plaguicidas, entre el 20 y 25% del total del utilizado en la agricultura mundial. Ikea se ha involucrado activamente en la investigación y desarrollo de un algodón que requiera menores cantidades de plaguicidas lo cual ya se está consiguiendo, implicando menores costes de producción, mayor productividad, traslado hacia un menor precio y el consiguiente incremento de la demanda. Beneficios para todos.

Los 7 factores para liderar con sostenibilidad, según esta responsable de Ikea son:

<!–[if !supportLists]–>i) <!–[endif]–>Es un enfoque integrado en todos los procesos. Desde la idea en la hoja del diseñador hasta el final de la vida del producto.

<!–[if !supportLists]–>ii) <!–[endif]–>Forma parte de la cultura y los valores de la empresa.

<!–[if !supportLists]–>iii) <!–[endif]–>Implica una mentalidad global: dentro y fuera de la empresa.

<!–[if !supportLists]–>iv) <!–[endif]–>Es a largo plazo. Hay que pensar a largo plazo.

<!–[if !supportLists]–>v) <!–[endif]–>Tiene que involucrar a todos los grupos de interés (clientes, proveedores, comunidad).

<!–[if !supportLists]–>vi) <!–[endif]–>Exige innovación. No hay verdades establecidas.

<!–[if !supportLists]–>vii) <!–[endif]–>Requiere optimismo y pasión. Que quede claro: pasión implica energía y negocio.

A mi modo de ver, la clave aquí radica en que el conocido concepto win-win se amplía hacia adelante y hacia atrás: en definitiva podríamos decir: win-win-win sintetizando en el tercer componente a la sociedad en su conjunto. Dicho de otra forma: gano yo, ganas Y ganamos todos. No se trata de un cambio de sistema: se trata de un cambio de mentalidad, de enfoque.

Mi intención no es hacer publicidad de Ikea, ellos tampoco la necesitan. Pero sí me ha parecido como ejemplo sumamente representativo de los elementos que están presentes en este nuevo paradigma que menciono en el ‘para qué’ de este blog: el de la visión holística e integradora, el de la colaboración, la innovación, el respeto, el compromiso y también por supuesto en el beneficio –mutuo-.

No nos llamemos a engaño: sin beneficio no hay oficio.

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google + Post to LinkedIn