Liderazgo ¿ético?

Pinocho

“Dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Hay veces que este dicho castellano se convierte en una realidad contundente, palmaria y lamentablemente cercana. No es necesario encender la tele o leer periódicos para comprobarlo, esta condición no tiene exclusividad en políticos, ‘urdangarines’ o personajes de la farándula. También está presente en personas e instituciones que preconizan hacer el bien a la sociedad y especialmente a los que más lo necesitan.

La Fundación-Humaniza-Solidaria, no es ninguna de esas tres cosas que dice ser: se ha constituido como Fundación de forma fraudulenta; los valores que han demostrado distan mucho de ser humanistas y éticos y con lo que ha sido solidaria es con el bolsillo de la Corporación que la promulga (*).

Esta historia comienza con la creación de la Comunidad Humaniza, a fines de 2010, un proyecto muy ilusionante que convocó a un grupo de unos veinte profesionales del área del Coaching y el desarrollo de personas. El proyecto contaba con tres “patas”: una Comunidad de aprendizaje y desarrollo de conocimientos, proyectos y propuestas; una Corporación, que materializaba los proyectos y desarrollaba negocio y una Fundación, en donde se plasmaban las aspiraciones de sus integrantes a contribuir a la generación de un mundo mejor.

Se conformó así un grupo de profesionales que ayudó a impulsar, con las propuestas que generaban en la comunidad y con su trabajo, la parte de negocio gestionada a través de la Corporación Humaniza, Humaniza S.L., quien convocó en julio de 2011 a una ampliación de capital, logrando recaudar un cuarto de millón de euros. Nada menos.

Uno de los principales proyectos que tenía Humaniza en ese momento era la expansión hacia América Latina, en concreto en Panamá. Hacia allí se canalizaron los esfuerzos y el capital, incluida la instalación de un representante. Tras seis meses, el proyecto se esfumó. Al igual que el dinero.

En paralelo a la instalación en Panamá, se comenzó a constituir la Fundación, nombrándose un Patronato y escriturando ante notario el acta correspondiente en febrero de 2012, lo que habilitaba a comenzar los trámites de inscripción ante la Administración Pública.

En los meses siguientes y ante la evidente falta de confianza por la situación en Panamá y la opaca gestión de la Corporación, los miembros del Patronato presentaron su renuncia, por burofax en su mayoría o por mail. Precisamente Antonio Vega Vidal, presidente de la Fundación y administrador único de Humaniza S.L., en respuesta a ese mismo mail (en julio de 2012) reconocía explícitamente la renuncia del Patronato y afirmaba rotundamente que ante ese hecho no había sido posible continuar con la inscripción de la Fundación (**).

Sin embargo y para sorpresa de todos los renunciantes, el 8 de junio de este año, 2013, ha sido publicada en el BOE la Orden por la que se clasifica la Fundación Humaniza Solidaria y se inscribe en el Registro de Fundaciones con los nombres de las personas que habíamos renunciado casi un año antes.

Una mirada ingenua –o manipuladora- podría hacer pensar que los trámites se retrasan mucho en la Administración Pública y que esta resolución es simplemente el resultado de una burocracia que demora en considerar un hecho como la renuncia de un Patronato.

Pero no es necesario ser Sherlock Holmes para apreciar que la resolución del BOE toma en cuenta una escritura otorgada el 11 de febrero de 2013, lo cual demuestra que en todo ese año de proceso, se pudo haber notificado a la Administración acerca de dicha renuncia.

Para mayor confirmación de todo este fraude, recientemente, en septiembre, los miembros del Patronato hemos recibido una notificación del Ministerio por la que se resuelve Inscribir el cese por renuncia tomada en consideración en la reunión del patronato de la Fundación Humaniza Solidaria celebrada el 23 de julio de 2013…” (***)

Esto es: las renuncias no han sido notificadas a la Administración hasta pasado más de un año después de haberse producido. Se ocultó este hecho para poder legalizar la Fundación y no tener que buscar un nuevo Patronato. Algo bastante complicado cuando uno no es depositario de la confianza de los demás.

Llegados a este punto, es probable que los lectores habituales de mi blog se pregunten si es coherente que utilice este espacio para denunciar públicamente estos hechos. Lo “normal” sería no hacerlo. Lo “normal” sería compartirlo con algún colega cuando nos encontremos o en alguna charla de café. Lo “normal” sería seguir con el día a día y dejarlo pasar. No invertir tiempo o energía.

El tema es que me resisto a “lo normal”. Y si soy coherente con todos y cada uno de los artículos publicados en este blog, si soy coherente con la frase que lo encabeza, es momento del paso diferente y no del normal.

Me resisto a dejarlo pasar. Me resisto a que se aprovechen de lo más sagrado de las personas: sus valores, sus principios, sus ilusiones.

Lamentablemente las Fundaciones han sido objeto de manipulación y utilización para fines que no son los que supuestamente promueven o fueron creadas. Curiosa e irónicamente, en la web de la Fundación Humaniza se exhibe un artículo sobre las “Claves que favorecen la potenciación de un liderazgo ético en las organizaciones del Tercer Sector”.

Si realmente queremos cambiar de paradigma, estar realmente en el s. XXI, no podemos mirar hacia otro lado. Nuestra responsabilidad es la de no callar.

Porque cuando no se tiene el coraje de vivir como se piensa, se termina por pensar como se vive.

Todos los hechos e informaciones brindadas en este post pueden ser contrastadas y verificadas. Todos los miembros iniciales del Patronato de la Fundación Humaniza Solidaria contamos con la documentación que así lo prueba y puede ser proporcionada ante quien lo solicite.

becas de la Fundacion Humaniza

(*) En España la Fundación Humaniza ha otorgado becas para los cursos de formación de la propia Corporación Humaniza: Leading to Dreams y The Work. Leading to Dreams es un programa del cual he formado parte como ponente, junto a Mario Alonso Puig entre otros.

Mail de Antonio Vega Vidal

(**) Mail del 24 de Julio de 2012 de Antonio Vega Vidal aclarando la situación de la Fundación Humaniza y donde expresa que ante la renuncia del Patronato, ha sido imposible continuar con la inscripción de la misma “..ya que la legislación no lo permite”.

notificacion renuncia

(***) Notificación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de la inscripción del cese por renuncia, tomada en consideración por el nuevo Patronato el 23 de julio de 2013 (un año después de las renuncias efectivas).

Post to Twitter Post to Facebook Post to Google + Post to LinkedIn